Apuntes metodológicos: archivos y fotografías de prensa

Par Lucia Ulanovsky - 11 mai 2010 - 18:50 [English] [PDF] 

Trabajar con fotografías como fuente impone una reflexión metodológica. Al comenzar el estudio, consideré con mucho entusiasmo la propuesta metodológica de los historiadores franceses Ilsen About y Clément Chéroux (2001)1. Abordar todos los procesos involucrados en la producción, circulación y reutilización de las fotografías, -lo que los autores llaman realizar una “arqueología de las fotografías”- implica un método coherente y promete resultados fructíferos.

Sin embargo, intentar una reconstrucción de la producción fotoperiodística en la Argentina durante el período 1969-1984 resultó una ardua tarea, limitada por diversas circunstancias: no siempre los materiales de archivo existen, tampoco es probable que se encuentren en buenas condiciones. Como es sabido, en Argentina no existen fototecas especializadas, los archivos de los diarios no están disponibles para el público, y las colecciones de los medios de prensa se encuentran dispersas o incompletas. Ante este panorama un poco desolador, optimicé las fuentes de las que podía disponer.

Al igual que Audrey Le Blanc, prioricé las ediciones originales –lo que facilita su lectura en comparación con la de otros diarios que fueron únicamente conservados en microfilm-; lo que me llevó a un rastreo en distintas hemerotecas de Buenos Aires.

También, accedí a una serie de fotografías que formaron parte del archivo de un diario -La Razón-. La naturaleza de ese fondo posibilita plantear interrogantes, ya que algunas de esas fotografías sirven como testimonios sobre las condiciones de producción y de postproducción.

Por ejemplo, muchas fotos están intervenidas (retocadas, recortadas, sombreadas).

1.Tapa del diario La Razón del 25 de mayo 1973, fecha en que el nuevo presidente Héctor Cámpora asume al gobierno (Hemeroteca del Cedinci). 2. Fotografía publicada. 3. Fotografía del archivo La Razón, 25 de mayo 1973 (Colección del Cedinci)

La fotografía fue publicada en la página 3. Según las marcas del recorte, las personas de los bordes desaparecieron; se valorizó la situación que envolvía “amigalmente” a los manifestantes y al policía.

Pero el jefe de redacción, quien determinaba los rubros del diario que incluían fotografías, efectuaba la selección final de las imágenes, hasta el retoque y el recorte de ellas, no siempre buscaba valorizar un momento fotográfico.

1. Contratapa del diario La Razón del 25 de mayo de 1973 (Hemeroteca del Cedinci). 2.Fotografía publicada. 3. Fotografía del archivo La Razón 25 de mayo de 1973 (Colección del Cedinci). 4. Muestra del original (recortada por mí).

La fotografía fue publicada en la contratapa, inserta en un bloque de imágenes. De tamaño muy pequeño, en una columna y media, perdió información: el momento de la situación fotografiada estaba probablemente entre el movimiento de la espalda y en el rostro del señor.

La siguiente serie da cuenta de que algunos protagonistas de una imagen pueden hasta completamente desaparecer del encuadre, esto parece muy usual cuando luego se reutilizaba sólo el rostro de uno de los fotografiados.

1.La Razón del 26 de mayo 1973 (Hemeroteca del Cedinci). 2.Fotografía publicada. 3.Fotografía del archivo La Razón, 26 de mayo 1973 (Colección del Cedinci)

No cabe duda que el original fue alterado, la mujer de Héctor Cámpora y el Presidente chileno Salvador Allende desaparecieron, para una reutilización posterior.

Dentro de ese archivo se encuentran, también, fotografías que fueron y no fueron publicadas; por ejemplo algunas fotografías muestran la autocensura del diario durante la dictadura, especialmente en la representación iconográfica de los militares, como aquellas que revelan sus rostros y gestos con otro perfil distinto al oficial; fotografías que permanecieron en los archivos sin publicar.

1.Fotografía del archivo La Razón, 20 de abril 1977 (Conferencia de prensa del general Videla -primer presidente durante la dictadura militar-). 2.Dorso de la fotografía, sobre el cual se pegó la versión de la foto publicada. 3. Fotografía del archivo La Razón (de la Agencia Noticias Argentinas), El almirante Armando Lambruschini almuerza en el Hotel Claridge (26 de marzo de 1980). Esta foto no pue publicada.

Aunque todavía falte un trabajo de contextualización de esas fotografías, el original y luego la versión publicada demuestran desde las transformaciones que conocía la foto mediante el retoque; las técnicas en la preparación de la imagen para su publicación, así como los criterios de selección en La Razón. El recorte y el retoque eran procedimientos que estaban más o menos codificados, y el retocador -en nuestro caso el mismo jefe de redacción- los aplicaba según el alcance de su habilidad técnica, y efectivamente entraban en juego decisiones ideológicas, ya que no era neutro excluir o incluir, hacer desaparecer o acentuar ciertos elementos de la imagen.

  1. Ilsen About et Clément Chéroux, « L’histoire par la photographie », Études photographiques, 10 | Novembre 2001, [En ligne], mis en ligne le 18 novembre 2002. URL : http://etudesphotographiques.revues.org/index261.html []

4 Reponses à “ Apuntes metodológicos: archivos y fotografías de prensa ”

  1. Lucia, bienvenida en la nave o el barco, ya eligiras y ayudaras en construir lo que sera!
    Te contesto rapidito a los mails y preguntas…

  2. No te puedes perder el trabajo de Thierry Gervais, en linea aca: http://culturevisuelle.org/blog/4356

  3. suena raro y a la vez deontologicamente interesante que el redactor en jefe sea el que retocaba las imagenes… como era eso? me gustaria saber mas si posible… parece un caso excepcional…

  4. Lucia Ulanovsky le 13 mai 2010 à 19:44

    Si pensamos en la cadena que conoce la fotografía hasta su publicación, hay una división del trabajo: fotógrafos, editores gráficos, directores artísticos, diagramadores, retocadores -que son dibujantes o ilustradores- etc., cada uno asegura a su turno una tarea.
    Ahora bien, eso no fue tan así en la prensa gráfica argentina de la década del 70. Un ejemplo paradigmático es que el puesto del editor gráfico recién se creó a mediados de los 80. Por eso, al estudiar los medios locales todo parece más arbitrario.
    En cuanto mi caso específico, el jefe de redacción de La Razón centralizaba más tareas de lo que era usual en los otros diarios. Entrar en los detalles de las características de ese personaje y su desempeño en la cabeza del diario me llevaría muchas líneas.
    Pero volviendo al tema del recorte y retoque, resulta efectivamente notable que fuera el redactor quien se ocupaba de esas operaciones, y sobre todo la calidad de la intervención -bastante mediocre-.
    De todas maneras, me faltaría averiguar, ampliar la especificidad en el “oficio” del retocador en los otros medios para poder relativizar. Así que agradezco tu comentario y en la próxima saga de entrevistas voy a prestar mucha atención para ajustar este dato.